martes, 22 de febrero de 2011

Síndrome de Peter.

Sí, tengo el síndrome de Peter Pan.
Odio que me digan que madure, odio que me digan que soy un niño chico.
Si, lo soy, y me encanta disfrutar de ello.


Tengo 18 años, mentales y físicos. No me creo superior mentalmente, ni tampoco creo estar a la altura de un niño de primaria. Simplemente, como muchas otras personas, quiero aprovechar mi juventud, no tengo prisa por convertirme en un adulto, es más espero que este cambio se alargue lo máximo posible.
Somos jóvenes, me encanta salir con mis amigos, desfasarla, decir estupideces, reirnos de todo y de todos. No lo hacemos con mala intención, "estamos en la edad" como se suele decir. ¿Quién no ha pasado por los 17, 18, 19, etc.? Como TODOS lo hemos pasado, o lo estamos pasando, nos deberíamos dar cuenta que es la mejor época de nuestras vidas, nunca vamos a tener la libertad que tenemos ahora. Sin más ataduras que ir a clase y estudiar ( si así lo quieres).
Por eso mismo cuando me siento un niño y la gente me dice que cambie, yo les digo, cambia tú =) y por una vez deja de ser tan "maduro mentalmente" y diviértete que cuando tengas 30 años, lo echarás de menos.
Todo esto no significa que muchas veces piense razonadamente y afronte los problemas... ¿Cómo se decía ?, ah si, de una forma "madura".
Me gusta sentirme, joven, niño, o como prefieras llamarlo. Porque eso es lo que somos así que nadie se crea ahora que es super guay porque escribe cosas profundas o sobre temas trascendentales de la vida, ir de serio, comportarse de manera indiferente cuando alguien a su lado hace estupideces, porque en el fondo tú más que nadie lo estás deseando, y estás REPRIMIDO en tu "madurez". Compartir es bueno

2 comentarios:

  1. -Estás reprimido en tu "madurez"-

    Te apunto en mi lista de ídolos!

    ResponderEliminar